15 simples formas para motivarte.


A la mayoría de las personas nos ha pasado que un día te levantas y no sientes nada de motivación para comenzar el día y lo único que quieres es quedarte en la cama sin hacer nada. También a la mayoría nos ha pasado que empezamos el día con mucha energía, pero no ha pasado ni la mañana, y la perdemos de un momento a otro.

Esto se debe principalmente a una falta de motivación la cual es normal en las personas. Sin embargo, lo que no es normal es no quererte motivar a ti mismo. Si no lo haces tú mismo, nadie más lo hará por ti. 

Por eso mismo, te daré 15 simples formas para mantenerte motivado en cualquier momento.

 1. Comienza a hacer las cosas y espera a que la motivación llegue a ti.

No es necesario que te esperes a estar motivado para poder comenzar a actuar y hacer lo que te toca. A veces lo único que se necesita es comenzar y la motivación comenzará a llegar sola conforme vayas avanzando con tus tareas.
Después de cierto tiempo de haber comenzado, llegará el momento en que, sin que te des cuenta comenzarás a hacer todo de buena manera y pasándola bien. Justo en ese momento es cuando la motivación está llegando a ti y a partir de ahí, todo será más sencillo.

2.Elimina todas las cosas que te distraigan.

Cuando existen muchos distractores en tu entorno es más difícil concentrarte, por lo tanto, se vuelve más complicado enfocar tu atención y es el momento en el que las cosas no salen como lo deseamos y viene una desmotivación.
Para evitar estas distracciones puedes comenzar poniendo tu celular en silencio o incluso hasta apagarlo. Intenta estar en lugares tranquilos y sin ruido.

3. Rodéate de personas que te motiven.

Aléjate de la gente que es negativa y únicamente está viendo el lado malo de las cosas. Que tus amistades sean personas que te ayuden a salir adelante, que te hagan ser mejor persona, que te hagan crecer y que puedan aportar algo bueno a tu vida. 
Busca a gente con la misma energía y vibra que tu das por que esa gente que es como tú, es la que verdaderamente necesitas en tu vida.

4. Reproduce música que te de energía.

En el momento en el que te sientas desmotivado o sin energías y ganas de nada, es el momento en el que debes reproducir alguna canción que te guste para así elevar tus ánimos y sentirte mucho mejor.
Hay muchas playlists en Spotify o en Apple Music que te van a llenar de energía. Y en Possible Collection también tenemos una 😉

5. Se amable contigo mismo.

Muchas veces cuando algo nos sale mal únicamente nos cuestionamos y nos menospreciamos a nosotros mismos. Con eso lo único que logramos es sentirnos menos motivados. ¿Quién podría sentir energía cuando no se siente bien consigo mismo?
Identifica qué es lo que te está haciendo sentir mal contigo mismo. Y también identifica el por qué. Cuando te enfrentes a alguna situación adversa, algún fracaso, o alguna situación difícil, debemos de ver el lado positivo del problema. Y entender que lo malo es el momento. No tú. 
Poco a poco nos empezaremos a motivar porque las cosas comenzarán a salir como nosotros lo esperábamos.

6. Mira hasta donde has logrado llegar.

Debes de tener muy claro que la única competencia que tienes es contigo mismo. No con los demás. Muchas veces el estarse comparando con otras personas lo único que genera es desmotivación por que estas mas concentrado en lo que tu competencia está haciendo y no en tus tareas.
Llevar una check list diario en donde pongas todas tus metas, tareas, objetivos, etc. Es de gran motivación ya que día con día podrás ir observando todos los logros que has tenido y así querer continuar cumpliendo todo lo que te propongas.

7. Agradece por todo lo que tienes.

Cuando la motivación se esté terminando, es momento de echar un vistazo y ver lo afortunado que eres por tener todo lo que tienes y ser todo lo que eres. 
Por ejemplo, muchas de las veces vemos como algo normal el tener un techo en donde vivir, comida que comer, una familia que nos apoya, etc. Sin embargo, son cosas que a muchísimas personas le faltan y nosotros somos afortunados de tenerlas.
También, agradece por lo que eres, no solamente por lo que tienes. ¡Siéntete orgulloso de ti! Haz una lista de todo lo que has logrado. Aquí el truco es de verdad sentarte a escribir una lista con todo lo que puedas agradecer tener.

8.Organiza tu espacio de trabajo.

A todos nos ha pasado que tienes muchas cosas que hacer y está todo desacomodado el lugar en el que estás trabajando y de pronto comienzas a desesperarte por ese desorden, sumado con todas las cosas que tienes que hacer. Y las cosas no salen como lo deseas.
Por eso se recomienda que organices tu lugar de trabajo para evitar este tipo de situaciones que son como un círculo vicioso.  Vas a ver como con un espacio ordenado, te sentirías más a gusto, y tu trabajo y tu mente van a fluir mucho más.

9. Reduce tu lista de tareas.

Tener una lista de tareas muy extensa puede ser un problema para la motivación ya que al verla, lo único que lograras es frustrarte al ver tantas cosas por hacer en un sólo día. Por este motivo se recomienda únicamente dejar las tareas que son más importantes y que se deban realizar con más anticipación para así poder prestarles más atención y que se lleven a cabo.
También trata de que esas tareas estén alineadas con tus metas. Si no, estarás gastando tus días en pendientes sin sentido. Lo que nos lleva al siguiente punto:

10. Que el tamaño de tu meta sea alcanzable.

Fijarte metas retadoras es bueno, ya que te ayuda a pensar en grande. Sin embargo, también puede ser un desmotivante ya que, al ser una meta muy grande, será más tardado en llegar a ella. Y durante el camino podrás perder la pasión que al principio sentías.
Por eso es recomendable que aunque tengas metas enormes, las desgloses para poder fijarte metas pequeñas. Así sentirás que vas avanzando. Y conforme las vayas logrando, vas fijando nuevas metas. Y así sucesivamente.
Esto podemos verlo como subir unas escaleras: sería muy complicado de un solo paso subir todos los escalones. ¡Más bien sería imposible! En este caso lo ideal y lo que todos hacemos es subir escalón por escalón. Tomará más tiempo, pero se logrará la meta. 

Recuerda esta frase:

“Aunque tu proyecto sea un viaje de mil kilómetros, todo comienza con el primer paso. Pero tienes que atreverte a darlo”.

11. Haz ejercicio.

El ejercicio es básico para mantenerte motivado en tu día ya que ayuda a oxigenar tu cerebro y de esta forma podrás estar más concentrado en todas las actividades de tu día.
Con 20-30 minutos de ejercicio diario por la mañana es más que suficiente para poder comenzar tu día con una buena actitud, liberar tensión y estrés. 
 Y no nada más eso: ¡también vas a estar más feliz! 
Hacer ejercicio produce endorfinas. Y las endorfinas producen felicidad. Sí: es un ganar-ganar.

12. Toma un tiempo libre para recordar tus éxitos.

Normalmente cuando tenemos muchas cosas que hacer, las realizamos como en un estado “automático” en el que no nos damos cuenta cuando terminamos algo o cuando algo sale bien por que ya estamos pensando en lo siguiente que tenemos que hacer. ¡Otra vez un círculo vicioso!
Pero aquí lo vamos a romper. Respira.
Recuerda siempre tomar un momento durante tu día para ponerte a reflexionar acerca de todas las cosas que ya lograste esa semana o mes. Esto te ayudará a darte cuenta de las cosas que te has propuesto hacer, ¡y que ya haz cumplido! Un poco de reconocimiento propio nunca ha matado a nadie. Al contrario: revive.

13. Recompensa tus éxitos.

Después de haberte tomado el tiempo para recordar todos tus éxitos, también puedes analizar cuáles fueron las tareas más importantes, grandes o retadoras, y en base a ellos, puedes recompensarte a ti mismo. 
Y también puedes intentar platicar esos logros con alguno de tus amigos. La mayoría de las veces contarle a una persona algún éxito que hayas obtenido genera motivación y positividad, ya que la persona también te transmitirá energía positiva.

14. Medita durante 2 minutos.

Cuando tu día vaya muy a prisa y tengas muchas cosas que hacer, tu motivación tiende a disminuir. Aquí es cuando es momento de tomar 2 minutos libres en los cuales encuentres un lugar que te de paz y tranquilidad, cierra tus ojos y escucha tu propia respiración. Esto ayudará a que la tensión disminuya y así puedas continuar tu día más cómodo y concentrándose en lo que importa, o como dicen: estar más presente en el presente.
Durante esos pequeños breaks, puedes buscar también meditaciones guiadas en aplicaciones como Headspace o calm. 
Pensando en esto, agregamos a nuestra colección una t-shirt que dice simplemente: Flow = fluye 

Vas a amar usarla como un recordatorio para estar en paz contigo mismo 

15. Obtén motivación de distintas fuentes. 

Nunca está de más buscar motivación en algún otro lado. Existen muchas páginas, videos, podcasts, libros o blogs que te ayudarán a mantenerte motivado día con día. Así que a partir de hoy, que el estar desmotivado, será un simple pretexto para no hacer las cosas. 
Y con estos 15 pasos, ahora es momento de que tú encuentres la forma y no la excusa para mantenerte motivado durante el día, para reflexionar e impulsarte a sacar la mejor versión de ti mismo y así lograr todo lo que te propongas.
Justamente con eso en mente, diseñamos una colección de t-shirts para que te mantengas inspirado en convertirte en la persona que quieres ser y que al mismo tiempo inspiren a otros a hacerlo.
Puedes ver la colección completa aquí.
¿Con cuál te identificas más?


Si la información te ayudó de alguna manera nos encantaría que la compartieras con esas personas que sabes que podría ayudarle a alcanzar todas sus metas. ¡Ya queremos verte motivando al mundo!
Suscríbete aquí si te gustaría recibir “Positive Mondays”, nuestro nuevo newsletter que busca llenarte de energía positiva todos los lunes.

----------------

Escrito por:
Andrés Hernández
Estudiante de administración y mercadotecnia, actualmente colaborador en el departamento creativo de Possible Collection.